Lic. Imgard Rohde

Lic. Imgard Rohde Aznar

 

Soy una persona con la firme creencia de que podemos ser cada día mejores y que la educación es el medio principal para lograrlo. Mi vocación es ayudar a las personas a que se conozcan mejor a sí mismas para tomar mejores decisiones. Mis principales intereses se orientan al desarrollo humano, al autoconocimiento, a generar cambios y todo aquello que nos mueva a transformarnos para bien.

Comencé la carrera de Derecho en la Universidad Panamericana con el principal objetivo de ayudar a las personas. Cuando cursaba dicha carrera, me di cuenta que, para realmente ayudar, hay que educar. Por eso, en el año 2000 inicié mis estudios de Licenciatura en Pedagogía en la Universidad Intercontinental. A la par, trabajé en el Instituto Interamericano de Fronteras y Aduanas capacitando a agentes aduanales y otros profesionales en el ramo del comercio exterior en cuanto la didáctica y pedagogía para impartir clases. Terminé la licenciatura en el 2004 siendo el promedio más alto de la carrera y generación. Ese mismo año comencé mi relación laboral con la Lic. Claudia Rojo y el Lic. Juan Agüero, en el área de Preescolar. Un año después, me integré a la generación de maestras fundadoras del Colegio Europeo de México, R.S. En el año 2006 me dieron el nombramiento de Directora Técnica de la Primaria y, en enero del 2009 de Directora de Primaria hasta la fecha.


En el transcurso de este andar educativo, he tomado actualización relacionada a la educación y la tecnología, cursos de nivelación pedagógica impartidos por el Centro de Actualización del Magisterio de la Secretaría de Educación (preescolar y primaria). Asimismo, cuento con un diplomado en Constructivismo y Educación basada en Competencias (Barocio y Asociados) y otro más de Desarrollo e Innovación de la Práctica Docente (TEC de Monterrey, campus Santa Fé), entre otros. Actualmente curso la Maestría en Dirección y Administración de Instituciones Educativas con acentuación en Educación Básica, impartido igualmente por el Tecnológico de Monterrey.

Lic. Claudia Rojo

Claudia
 
Licenciada en Periodismo, Maestría en Administración con Especialidad en Comercialización, Dirección de Instituciones educativas (actualmente en curso);  diversos Diplomados en Innovación Educativa, Mercadotecnia, Enseñanza del Idioma Inglés, en Universidades como la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, La UVM San Angel, La Universidad de las Américas, la Universidad Anáhuac y el Tecnológico de Monterrey.
 
Docente en una Universidad del Valle de México campus San Angel en materias de Publicidad y Mercadotecnia durante dos años, ha participado como ponente invitada en Congresos Internacionales de Educación en Brasil y Estados Unidos.
 
Ha publicado en diversos medios impresos y virtuales sobre tecnología, educación y sociedad. Ha viajado por cuatro de cinco continentes siempre en la búsqueda de nuevas ideas para enriquecer su vida profesional y personal.
 
Fue franquiciataria Gymboree durante casi 10 años y actualmente es Directora General del Colegio Europeo de México Robert Schuman (desde hace 9 años), en donde pretende "tocar" todas las vidas de quienes forman parte del Colegio, adultos y alumnos desde kindergarden a secundaria y por supuesto a sus familias y a los egresados RS. Una meta muy ambiciosa que tiene como fondo el generar un cambio en la sociedad que nazca desde ésta misma, sin esperar ayuda, apoyo o impulso de ningún gobierno.
 
Además de brindar formación académica de alto nivel en español e inglés, fomentar valores como el Respeto, la Responsabilidad y la Honestidad; la Maestra Lic. Claudia Rojo Casas promueve la experiencia nacional e internacional para promover independencia, tolerancia a las diferencias y adaptabilidad a las diversas culturas.
 
Ella es, la Directora General del Colegio Europeo de México Robert Schuman.

Capacitación Profesores RS

Bajo la línea que manejamos en las juntas de inicio ciclo 2013-2014. Les mostramos un ejemplo de la primera capacitación de profesores RS.

El empleo ideal se hace, no se encuentra

   A medida que la economía estadounidense mejora poco a poco, muchos trabajadores buscan mejores empleos que aquellos a los que se aferraron durante la recesión. Quizá opinan, hasta pueden encontrar un empleo que amen.

   Con base en mi estudio de una muestra de más de 8 mil trabajadores estadounidenses, recopilada por Gallup, la gente que ama su empleo hace las siguientes cosas:

  • Usan sus fortalezas todos los días así como lo hacen sus compañeros de trabajo.
  • Sienten que son una parte importante del futuro de su organización.
  • Están rodeados de colegas que se preocupan por sus bienestar general.
  • Están emocionados por el futuro gracias al entusiasmo y visión de un líder.

   Entonces, ¿dónde puede uno encontrar los empleos que cumplan con estos criterios? No encontrará una sección especial de "Empleos Que Amará" en una agencia de empleo en Internet. Y eso es porque los trabajos que la gente ama se hacen, no se encuentran. 

   Al estudiar a gente que ama su trabajo, me di cuenta que casi ninguno consiguió inicialmente el empleo que amaba. Más bien consiguió un puesto común y corriente y lo convirtieron en extraordinario. 

 Amy Wrzesniewski, profesora de conducta organizacional en la Escuela de Administración de Yale, en New Haven, Connecticut, dice que las personas reintentan sus empleos al ejercer el poquito control que tienen en el trabajo. Mediante lo que ella llama artesanía del empleo, la gente puede formar y redefinir su trabajo. Dice que uno puede utilizar el conocimiento propio de lo que uno hace mejor para elegir "hacer menos tareas, más o diferentes que las que reza la descripción de puesto".

 

   Cambiar la calidad y cantidad de interacción con los colegas afirma, puede traer un renovado sentido de pertenencia y propósito.

   Las personas que desean lo máximo de su trabajo salen en busca de un jefe. Quizá cambien de turno o hagan cambios laterales de puesto para trabajar con jefes que puedan volverse líderes influyentes en sus vidas.

   Una consultora laboral me dijo que había estado en busca de n jefe que aprovechara su sentido de propósito y confiara en ella. Solicitó un cambio a un nuevo equipo en su compañía. Su nueva jefa, dijo, "me trataba como dueña del trabajo y de las relaciones que tenía con los clientes, y sentí la necesidad de alcanzar el nivel de talento que ella debió haber pensado que yo poseía".

   Una empleada en el centro de mantenimiento de una universidad se aceró a mí, proclamando: "¡me encanta mi empleo!". Describió cómo disfruta terminar tareas inesperadas y resolver problemas, siempre ofreciéndose para proyectos que otros podrían considerar demasiado exigentes o complicados. Cuando le pregunté por qué más personas no aman sus empleos, contestó: "quizá necesitan una mayor esperanza".

 

SHANE J. Lopez: "El empleo ideal se hace, no se encuentra" Periódico Reforma Agosto 2013